lunes, 26 de enero de 2015

ALBERT COMA DIBUJADO

ALBERT COMA, diseñador de los títulos de crédito. 


Hay un hombre en Francia que lo hace todo.
Dibuja, diseña, garabatea, ilustra, pinta y colorea (vale, hasta aquí todo parece parecido, pero es que también:), escribe, edita, baila, programa computadoras y animales raros, hace robots y es hombre de teatro. Rumorean que, por las mañanas, incluso hace estiramientos.
Según su biografía oficial trabaja en la integración del audiovisual en diferentes contextos (artes escénicas, espacios expositivos, arte callejero), es autor de la obra teatral "La història de Lucas"y co-editor de los libros d'Edicions Incorpore. Ha colaborado con Xavier Mariscal, Eric de Sarria, Cesc Gelabert, Les Grandes Persones, Playground, etc.

Albert Coma y su cuaderno
Créditos de Murieron: fábrica de dinero negro (pura economía sumergida)


- ¿Por qué pensaste que valía la pena trabajar en "Murieron..." de modo cooperativo?
- Porque leí el guión y me hizo reír mucho. 

- ¿Cuál era tu principal reto a la hora de diseñar los créditos de la película? ¿Cómo trabajaste?
- Intentar que tuviera una secuencialidad, explicar el contexto y el tono de la película en un minuto y medio. Ahí surgió la idea de jugar con las metamorfosis de los objetos. Empecé intercambiando ideas con Isaki y nos quedamos con los billetes en forma de panda. El desafío era pensar qué aventuras pueden ocurrirle a un billete. El estilo gráfico partía de clásicos, como La Pantera Rosa, que era un buen referente, tanto para el color (que fueran divertidos pero no del todo naïf) como para el humor, que no fuera evidente pero que pudiera hacer sonreír. Primero trabajo los esbozos en papel, pero normalmente no los desarrollo demasiado, y después lo trabajo en el ordenador; aquí todo era vectorial.

 - ¿Cuál es tu escena favorita de la película?
- La partida de billar de Jordi Vilches, porque es buenísima y cada vez que la veo me sigo riendo. Cuando hacía los créditos, y enseñaba mi trabajo a las visitas, siempre les ponía alguna secuencia y ésta nunca me la saltaba. 



SEC 44. BILLARES. INT/D 

Parecen unos billares de barrio, y lo son. Pero también son un nido de gánsteres. 
En las paredes, colgando entre los palos de billar, hay varias armas de gran calibre, metralletas y fusiles de asalto, como preparadas para ser usadas en caso de necesidad.
Junto a una de las mesas de billar, PITI y JORDI se abrazan y ríen. Brindan. Están exultantes. JORDI, con el torso descubierto, mostrando todos sus tatuajes, prepara un jugadón






MÚSICA EN LOS ALTAVOCES:
¡Y era un domingo a la tarde, fui a los autos de choque...!
(Los Desgraciaus)

No hay comentarios:

Publicar un comentario