lunes, 2 de febrero de 2015

EMMA SUÁREZ MUSARAÑA

EMMA SUÁREZ, actriz.

Emma en el rodaje de "Murieron" (Foto: Óscar Fernández Orengo)

Para escribir sobre Emma hay que autocensurarse. 
Si uno se dejara llevar, esto dejaría de ser un blog y terminaría convirtiéndose en el Romancero Gitano, en la Enciclopedia Británica, en la discografía completa de los Platters. 
Así que, para resumirlo mucho, repetiré un par de cosas que ya he ido diciendo por los sitios: rodar con Emma es como hacerlo al mismo tiempo con Ingrid Bergman y Gena Rowlands. 
Pero como esa combinación es físicamente imposible, habrá que convenir que Emma es mágica e incomparable.
Nos conocimos con Emma en el Festival de Las Palmas, a principios de 2006, y le explicamos que habíamos escrito con Isa una película para ella, "La próxima piel". Casi nueve años después, hemos conseguido rodar aquel guión, y en realidad todo ha cambiado menos el título y Emma. Aunque esa es otra historia que ya contaremos cuando toque...





 
Emma y "La leyenda del tiempo "en 2006

Al grano: empezamos a escribir "Murieron" pensando en Albert Pla, Iván Telefunken y Jordi Vilches. Lo siguiente fue llamar cuanto antes a Emma Suárez y contarle que teníamos una locura entre las manos. Había que encender la luz. Los aludes también empiezan con un solo copito de nieve.
A partir de aquí, si la suerte nos acompaña, la idea es seguir rodando con Emma hasta que seamos todos muy viejecitos y podamos rodar los travellings desde nuestras propias sillas de ruedas. 
Emma os cuenta el resto:

 ¿Por qué pensaste que valía la pena en "Murieron..." de modo cooperativo?
- Por la indignación... Y porque se puede hacer cine con indignación y amor al mismo tiempo. Por la confianza de Isaki y su equipo de amantes del cine. Por la necesidad íntima de hacer cine a pesar de lo arriesgado que puede ser. Por el deseo de compartir con otros kamikazes esa aventura. Por el desafío que supone llevar a cabo un proyecto de estas características sin apoyo ni financiación... bueno, apoyos al final sí que tuvimos, porque no todo es el dinero en esta vida. ¡Y por Albert Pla, por supuesto!


 Fotos: Oscar Fernández Orengo

¿Cuál fue para ti el momento más memorable del rodaje?
- Cuando Albert Pla se echa a llorar escuchando a Ana [el personaje de Emma]. Fue increible ver que Albert Pla es capaz de hacer llorar a todo el equipo y de matarnos de la risa. Nos quedamos todos estupefactos con la facilidad con que se echaba a llorar, cortaban y contaba un chiste. ¡Esto no lo he visto con ningún otro actor en la vida! Quiere decir que es un máquina, que no necesita entrar en ningún estado de concentración, y eso como actor es frustrante, te hace sentir que hay técnicas mucho más rápidas, ¡que pierdes el tiempo concentrándote! (risas). Y recuerdo con mucho cariño los viajes al rodaje con Albert, escuchando sus discos con silencio. Y recuerdo a Isaki exigiéndome que tomara el sol el verano, paradójicamente, porque en todas las películas me piden que nunca lo tome para tener raccord. Y total, que estuve preparando toda la película tomando el sol, para nada, ¡para una secuencia que al final nos han censurado! (Risas) ¡Espero que algún día podáis contar por qué!


 ¿Cuál es tu escena favorita de la película?
- Me gustan muchas... quizá me quedo con la aparición de Angela Molina, el monólogo de Albert y la secuencia en moto de Vilches y Bruno me gusta mucho, me transmite que han traspasado todos los límites.


SEC 28. LOCAL DUDOSO. INT/EXT/D.  


Para hacer tiempo, IVÁN agarra una moneda que alguien ha dejado en la barra, en un platito junto a la cerveza, y la mete en el juke box. Empieza a sonar un clásico del rock n’roll. 

De detrás de las cortinas de cuentas decoradas con angelitos sale una mujer que carga una bandeja con los vasos limpios.




No hay comentarios:

Publicar un comentario