domingo, 22 de febrero de 2015

LAURA FERNÁNDEZ GARCÍA, SORPRESAS TE DA LA VIDA


 Laura junto a Sacristán e Iván: "no puede ser, no puede ser"
Foto: Óscar Fernández Orengo

LAURA FERNÁNDEZ GARCÍA, auxiliar de cámara

"Los que trabajamos en este mundillo somos de una pasteta especial".

Como ya os habréis imaginado, el nombre de Laura Fernández García es un pseudónimo. Su verdadero nombre es Yrina Comanecifeller Strauss-Jarhl, pero Laura es muy discreta y le da vergüenza ostentar. Por eso, decidió ponerse como nombre artístico los dos apellidos más frecuentes en España (Fernández y García) para que fuera completamente imposible encontrarla en google. Si algún día le prestáis dinero y no aparece, ya podéis correr y poneros a preguntar si alguien ha visto a Fernández o a García. Además de discreta, Laura es muy astuta. 
Laura se incorporó durante el segundo año de rodaje de "Murieron por encima de sus posibilidades", en verano de 2013. Creo que la fichó el director de foto Marc Gómez; había trabajado en el equipo de cámara de "Pa negre" (Agustí Villaronga), "Katmandú" (Iciar Bollaín), en la saga "Rec", y que además había hecho de foquista, DIT, fotofija...
En aquel momento del rodaje, el equipo de "Murieron" ya estaba formado por miembros de numerosas y sucesivas generaciones de panda, que se contaban entre sí batallitas de los viejos tiempos, cuando eran mucho más jóvenes y se metieron a hacer en cooperativa una película sobre la crisis...
Por eso, la incorporación de nuevos panda llegaba como una bocanada de aire fresco, que nos recordaba que ahí afuera seguía existiendo el mundo real (un mundo en el que, nos informaban, parecía ser que aún tenía sentido seguir haciendo una película sobre la crisis). 
Laura y los nuevos panda llegaron por sorpresa en pleno verano y, sin calentar ni nada, para qué, saltaron a jugar a la cancha. Bendita sorpresa. ¡Vivan los refuerzos!
Por nuestra forma de trabajar, podríamos decir que la banda de los panda no ha jugado nunca como una plantilla de fútbol, con titulares y suplentes, sino como uno de esos equipos de balonmano en los que todos los jugadores entran y salen constantemente, como en una noria... Un equipo de balonmano desconcertante, con plantilla indescifrable e infinita, en el que de repente te pasara la pelota un jugador nuevo al que no habías visto en la vida y que, mediante a ese pase, se ha convertido en compadre panda hasta el final del partido, ese partido cuya gracia es que no tiene final. 
Desde entonces, que yo sepa, Laura ha trabajado en la serie "Descalç sobre la terra vermella", de primer ayudante de cámara en largos como "Don't speak" y en numerosos cortometrajes.


Tal y como le prometimos, Laura trabajó rodeada entre flores
(no es serio este cementerio... )
Foto: Óscar Fernández Orengo

Laura nos da su versión de los hechos:

 - ¿Por qué pensaste que valía la pena trabajar en "Murieron" de modo cooperativo?

- Realmente para mi fue todo un descubrimiento, yo no sabía en qué "berenjenal" me iba a meter, pero como dice la cancion: "la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida", y ésta fue gratamente enriquecedora y agradable. Sí que conocía a alguien del equipo pero se me escapaba el 90% y he de decir que me encantó conocerlos a todos, equipo técnico y artístico. Con esto quiero llegar a la respuesta. Como he participado en más de un proyecto "a ciegas" sin saber donde iba, lo de pensar si vale la pena o no, viene después, cuando ya te has metido en el ajo y está sucediendo. Sólo por ver el entusiasmo, las escenas que yo rodé me gustaron mucho. Que tanta gente se implicara creyendo en algo, eso te contagia las ganas de cooperar y que, sí, es nuestro trabajo, pero siempre he pensado que los que trabajamos en este mundillo somos de una pasteta especial, oye, nos gusta hacer proyectos por amor al arte . Aparte del buen rollo de la pandilla, me sentí a gusto, cómoda y cuidada, puedo asegurar que he ido a otros rodajes sin mirar y luego me he llevado un chasco y no he rodado a gusto. Así que, en un proyecto así, volvería a cooperar con los ojos cerrados. ¡¡¡Y mira que en total solo estuve cuatro dias!!! Ya me hubiera gustado que fueran más.

- ¿Cuál fue para ti el momento más memorable del rodaje?
 
- El momento más memorable del rodaje para mí fue llegar a las afueras de Girona, mi primerísimo día y escuchar de repente aquella voz profunda y grave que dije: "no puede ser, no puede ser". Y cuando a vi a Jose Sacristán la flipé! Acto seguido se empezó a rodar la escena de Iván persiguendo a José por la calle, aquel travelling... Iván ya me dejó KO, jejeje. Para mí, aquella mañana en concreto fue mi momento más memorable.

 - ¿Cuál es tu escena favorita de la película?  
- Mi escena diría que es cuando se reúnen en el manicomio los futuros pandas, planean y acaba Albert Pla con ese monólogo maravilloso, en el que mataría a todos los de arriba. PUM PUM PUM. 


SEC 34. LAVADERO PRISIÓN PSIQUIÁTRICA. INT/D  

JORDI, PITI, ALBERTO, IVÁN y JULIO están enfrascados en su partida diaria cuando entra MIGUEL, muy cabreado.
Los otros cuatro dejan de jugar. MIGUEL se sienta y los mira uno por uno, con resentimiento.
Se echan a reír. 



MIGUEL (Raúl Arévalo): 
Sois unos hijos de puta. 

PITI (Bruno Bergonzini): 
¿Qué te pasa?

MIGUEL:
¡Ni uno, no habéis venido ni uno a la asamblea! Me habéis dejado tirado. 

ALBERTO (Albert Pla):
¿Pero qué te has pensado? ¿Que esto es el 15M?



No hay comentarios:

Publicar un comentario