sábado, 28 de febrero de 2015

PRÓXIMO ESTRENO: ALBERT PLA I Y LOS MAL ACABADOS

Foto: Oscar Fernández Orengo
Albert Pla:  "Soy un tipo muy mal acabado"


"Hace tan solo unos meses Albert Pla estrenaba como actor de reparto la comedia Murieron por encima de sus posibilidades, de Isaki Lacuesta. El laureado director, conocido por films como Los pasos dobles o La leyenda del tiempo se estrellaba contra la crítica en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Esta percepción hundió el ya de por sí limitado recorrido comercial que podía tener la película. Albert Pla: "a mí la crítica siempre me ha tratado igual. Siempre estaba todo mal acabado. Las canciones están mal acabadas, las películas están mal acabadas, hago declaraciones mal acabadas... soy un tipo muy mal acabado, la verdad". 
26 de febrero 2015

Mientras tanto:





PRÓXIMO ESTRENO 
24 DE ABRIL 2015
MURIERON POR ENCIMA DE SUS POSIBILIDADES
en las salas de cine españolas
que aún sobreviven
   
*FALTAN 55 DÍAS* (sin pekín)

"Si durante el duelo te dan por muerto antes de hora, sería un error imperdonable aprovechar para levantarse y disparar por su espalda. Conviene permanecer recostado todo el  tiempo que podamos aguantar. Pocas veces en la vida tendremos la ocasión de asistir a nuestro propio entierro, y tomar buena nota de lo que chismorrean los unos y los otros".
Guy de Maupassant ("La casa de citas improbables")

FOTOGRAMAS. Críticas de usuarios. 

"Murieron por encima de sus posibilidades o la risa punk.

Por Patrick Pecker  
"Murieron por encima de sus posibilidades" es una película molesta. Molesta, en primer lugar, y de manera obvia, para políticos, banqueros y poderosos (que son amenazados en la película con ser recortados físicamente si no reducen los recortes sociales). Pero molesta también para los que supondríamos en el otro bando: la izquierda rebelde, el 15-M, los intelectuales de discurso revolucionario... También ellos salen mal parados en "Murieron" porque en este film, los subversivos no son bolcheviques entarimados sobre el conocimiento de causa y la fuerza de las masas oprimidas, no. En Murieron, los conspiradores son unos pobres locos de ideas dispersas y contradictorias cuyas vidas han sido arruinadas por la crisis y que simplemente quieren que los responsables de esa crisis paguen por lo sucedido y de paso, si se puede oiga, cambiar la situación global.

Si a la gente que llena las salas para ver "El señor de los anillos" se les dijera: “miren, tenemos esta otra película del mismo director que les va a encantar” y les mostraran unas escenas de "Mal gusto", la locura sangrienta de Peter Jackson, pues seguramente sería una hecatombe de público. También "Murieron", con sus escenas cargadas de hemoglobina, será una peli molesta para los paladines del buen gusto cinematográfico. Que nadie espere las sutilezas, la sensibilidad y el pulso que el polifacético Lacuesta ha demostrado en obras maestras como La leyenda del tiempo o Los pasos dobles. Aquí se trata de otra cosa.

En fin, parece que nos hallamos ante una película que va a molestar a todo el mundo y la palabra que mejor define esa actitud no es una palabra sino más bien un gesto con un puño cerrado a excepción de un dedo. Y si hubiera que buscar la palabra, pues ésta sería PUNK. Así que no será de extrañar que la crítica se lleve las manos a la cabeza diciendo que la película no hace gracia o que se trata de un naufragio artístico. No nos engañemos. Si bien es cierto que a nivel de ritmo el film tiene algunas carencias, en conjunto, "Murieron" es un derroche de humor inteligente alla Kubrick en "Teléfono Rojo" (como señaló la actriz Emma Suarez), que arranca la risa del público en muchísimos momentos (así sucedió en el pase al que tuve ocasión de asistir), un film que sorprende por su irreverencia absoluta y que hará pasar un buen rato a todo aquel que conserve la capacidad de reírse de todo; esa risa loca de la que hablaba Kundera, que sube desde lo más profundo del absurdo para relativizar y revitalizar.

Ah, pero es que resulta que todos tenemos algo sagrado, algo con lo que no se puede bromear, algo intocable: hasta ahí podíamos llegar! Pues, zas! Touché y al garete el buen gusto, el alto arte cinematográfico, los principios políticos... y ahí es donde aparece esa risa punk que no se aferra a nada y precisamente por eso molesta a todo el mundo. Así sea, pero convendría no olvidar que, tras esa aparente actitud de “a la mierda”, uno se encuentra en "Murieron por encima de sus posibilidades" con un film que mete el dedo en todas y cada una las llagas de la desastrosa situación actual en nuestro país y eso, señoras y señores, molesta porque no apunta sólo a políticos y banqueros sino que nos apunta directamente a nosotros".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada