lunes, 16 de marzo de 2015

ANGELES HERNÁNDEZ, LA PRODUCTORA NOS MIMA


 
Foto: José Ignacio Lacuesta

ANGELES HERNÁNDEZ, directora de producción

Para que luego digan que "Murieron" no es una superproducción cuidada con mimo hasta el último detalle: baste decir que nuestra primera directora de producción, Ángeles Hernández, se hospedaba con parte de su equipo en el piso de mis padres. Mi mamá la mimó. Y mi aitá le sacó las fotos que ilustran esta entrada...
En contrapartida, Ángeles organizó el primer bloque de "Murieron" que, probablemente, sea uno de los rodajes en los que me he sentido más mimado y cuidado en la vida. A Ángeles le gustaría aparentar que es dura y negocianta (se supone que eso queda muy profesional) pero es un amor. La risa la delata.

Mi madre, Isabel, con Ángeles y Pepe, presumiendo de huéspedes
Foto: José Ignacio Lacuesta

A lo largo del rodaje guadianesco de "Murieron" hemos tenido tres directores de producción: la propia Ángeles, Marta Mas y Aitor Martos. Ángeles fue la encargada de abrir el melón, y eso -claro está- tiene ventajas e inconvenientes.
La principal ventaja es que éramos pobres pero solo relativamente: quiero decir que por aquel entonces, a diferencia de rodajes posterioes, aún pensábamos que nuestros gastos en realidad no eran gastos ni dinero tirado al mar, sino inversiones, y que aún no sabíamos que nuestros recursos económicos, en vez de ir a mejor, irían menguando en cada etapa de rodaje (¡lo siento mucho, Aitor y Marta!).
Así, Ángeles pudo dedicar sus esfuerzos a que el equipo, a falta de cobrar, estuviera (relativamente) bien cuidado, y me permitió alquilar la primera (y última) grúa de la película. Todavía se me humedecen los ojos de emoción cuando recuerdo el catering de la noche que rodamos en las piscinas Picornell, o que nos pusieran toldos para cobijarnos a la sombra durante el mes de agosto. Son cosas que por entonces no sabía que existían y que pensaba que eran leyendas urbanas, como el runner de la curva o la existencia de los motorhome. 
Los inconvenientes para ella, claro está, son todo lo demás.
¿Cómo había que hacerlo para organizar un rodaje en cooperativa? Ninguno teníamos ni idea.
"¿Cuánto dinero tenéis?", preguntaba Ángeles. "Ehem, estamos buscando socios... ¿Y tú cuánto crees que cuesta?". Y así.
"Queremos hacer un rodaje muy profesional, pero con espíritu amateur", creo que le dijimos. O quizá fuera al revés: "imaginamos un rodaje amateur pero con espíritu profesional". Un lío. Pero eso sí, un lío con las cartas boca arriba. Al menos, Ángeles nunca podrá decir que se metió en el rodaje de "Murieron" engañada: por más que lo hubiéramos intentado, no estábamos en condiciones de hacernos pasar por trigo limpio. La suciedad nos delataba a la legua.
Ángeles concibió y plantó los raíles de tren que luego, mal que bien, seguimos a lo largo de las siguientes etapas de rodaje. Nos abrió camino en la maleza.


Arriba: Ángeles comparte motorhome con los jefes de making of, peluquería y arte
Abajo: Ángeles resume el rodaje de "Murieron" en un solo gesto
Fotos: José Ignacio Lacuesta

La primera vez que me hablaron de Ángeles recuerdo que me dijeron que era muy versátil.
Para ser más exactos, me dijeron algo así como que se movía por la órbita del ESCAC pero que le gustaba mucho Erice: hace unos años eso se consideraba el colmo de la transversalidad. Había escrito guiones y dirigido un documental, pero se había decantado vocacionalmente por la producción. Hoy, su filmografía en imdb serviría para ilustrar una clase acerca de las diferencias entre ser "producer", "executive producer", "line producer", "associate producer", "production manager", "pre-production manager" (¡eso lo hizo en "Los condenados"!) y así hasta el infinito. Entre lo más reciente de su abundante filmografía encontramos "Vulcania" de José Skaf (con el jefe panda Sacristán), "Game over" de Alba Sotorra y "Menú desgustació" de Roger Gual. Trabaja en Zentropa Spain.
Por algo me acordé de Ángeles la noche que me encontré precisamente a Erice en la entrada de una sala de cine de Lanzarote para ver "Murieron": tuve la misma sensación de aquellas noches adolescentes en que tu madre te pillaba borracho y tú solo acertabas a decir "no es lo que parece". Y es que, si tiene que ser algo, está claro que "Murieron" no es lo que parece.

Como buena productora, Ángeles sabe cómo estar con la script-ejecutiva y el montador:
siempre hay que tener un extintor al lado
Fotos: José Ignacio Lacuesta

Ángeles nos da su versión de los hechos:


- ¿Por qué pensaste que valía la pena trabajar en la peli de manera cooperativa?
Las personas que nos dedicamos al cine lo que queremos es contar buenas historias. Y a veces se nos cruzan historias que merecen ser contadas. Ésta se me cruzó estando de vacaciones en 2012 cuando Isa me llamó por si me apetecía rodar una peli la semana siguiente y después de leer el guión pensé que tenía que hacerla. 
El modo cooperativo fue la manera para poder tirarla adelante, de otra manera hubiera sido imposible. Creo que para todos es emocionante sentir que la peli tiene tanto de cada uno y desde un punto de vista más romántico, es bonito que haya partido del amor que sentimos por el cine todos los que nos hemos involucrado en ella.
- ¿Qué momento recuerdas especialmente del rodaje?
El rodaje fue muy especial. A nivel profesional porque aprendimos muchísimo y fue un proceso muy creativo al convertir las carencias en soluciones e incluso en valores de la película. Y a nivel personal me llevo grandes amigos y muy buenos recuerdos. Era un rodaje "familiar", todos estábamos involucrados en un mismo proyecto loco y gracias a eso, los momentos duros se hicieron más llevaderos. Todo el equipo se apoyaba entre sí para poder contar la historia de la mejor manera posible.

- ¿Cuál es tu escena favorita de la película?
La imagen más espectacular de la peli es en la que los Pandas avanzan enfundados en sus trajes metralleta en mano por las calles de Girona.
Otra de las grandes cosas que me llevo de esta película es descubrir y emocionarme con Albert Pla como actor. 


SEC 56. CAMINOS. EXT/D 

El camino discurre entre rocas de extrañas formas talladas por el viento, cerca de la orilla del mar.
Los cinco guerrilleros caminan en fila de a uno bajo el sol ardiente, con las metralletas colgando a sus espaldas. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario