sábado, 31 de enero de 2015

ABEL, AMBIDEXTRO

ABEL GARCIA ROURE, AYUDANTE DE DIRECCIÓN


Durante mucho tiempo, Abel Garcia Roure ha sido mi mano derecha.
En realidad ha sido mi mano derecha y también mi mano izquierda, mis pulmones, mi hígado y mi cabeza.
A veces me hago una transfusión de Abel y a veces un trasplante.
Nunca se lo diagnosticaron, pero sufre un trastorno serio de hiperactividad. No conozco a nadie que sea capaz de dormir menos horas, durante tantos meses, y seguir rindiendo como si estuviera vivo. Tiene una energía inaudita, impracticable. Esta enorme ventaja a la hora de convertirse en ayudante de dirección, también implica un gran problema a la hora de intentar retratarlo: nos ha costado siglos encontrar fotos de Abel que no estuvieran movidas.

 Abel y sus recursos para movilizar al equipo (fotos: Oscar Fernández Orengo)
Su debut como primer ayudante de dirección fue "En construcción" de José Luis Guerín, y durante aquel rodaje ya me ayudó en mi primer corto. Después hicimos juntos "Cravan", "la leyenda del tiempo" y cien historias más. No por casualidad, las frases que más veces me ha repetido son "ya te castigará la vida" y "lo mejor es enemigo de lo bueno". Aunque hace años también acuñó la mítica frase "¿qué rodaremos mañana por la mañana? Atardeceres". Cosas de chavales.
Ha sido productor de Marcel.lí Antúnez, y ayudante de Mercedes Alvárez ("El cielo gira, "Mercado de futuros"), Carla Subirana ("Nedar", "Kanimambo"), "El rayo" de Fran Araujo y Ernesto de Nova.
Dirigió el excelente largo documental "Una cierta verdad" y amenaza con reincidir.
Ahora vive y trabaja en Qatar, porque la Banda de los Panda tenemos infiltrados donde sea que ocurren las cosas importantes.
Abel tiene la palabra:
¿Por qué pensaste que valía la pena en "Murieron..." de modo cooperativo?
- Me atrajo el desafío que implicaba plantearse seriamente realizar en condiciones tan difíciles una película como esta, y, por encima de todo, la oportunidad de embarcarme de nuevo en otra disparatada aventura al lado de Iñaki y el resto de la troupe de viejos amigos. El factor cooperativa lo analizo como la lacra de unos tiempos recientes que han sido muy hostiles para la producción cultural profesional. No obstante, visto en perspectiva, un factor anómalo como aquél, terminó proporcionándonos quizás, de forma indirecta, un cierto grado de libertad, de capacidad de improvisación, y de compromiso y entusiasmo colectivos escasamente habituales en producciones cinematográficas más convencionales. 


 ¿Cuál fue para ti el momento más memorable del rodaje? 
 - Mi momento favorito del rodaje fueron los dos días que pasamos con José Sacristán; especialmente, la mañana en que rodamos con él la escena de la persecución del cobrador de Panda de Morosos.  El mito hecho carne se mostró a la altura de su leyenda. Un tipo estupendo, encantador, brillante y admirablemente profesional. La escena de la persecución se rodó en Pont Major en Girona, una singular isleta de edificios populares rodeada de descampados y con una población muy diversa, vital y colorista, mayoritariamente africana. Tuvimos la fortuna de que los vecinos se implicaran activamente en el rodaje y que la pintoresca realidad de la barriada se filtrara con naturalidad en la surrealista escena entre el panda Telefunken y el maestro eterno Sacristán. 
 Pont Major: revisando la escena de Sacristán con KIke, que se subió al rodaje en marcha

 ¿Cuál es tu escena favorita de la película?
 - Mi escena favorita es la de Julián Villagrán y el banquero en la piscina. Creo que es una escena magníficamente escrita, poderosa, en la que se disecciona con lucidez, sin facilismos ni complacencias, el discurso y los mecanismos del poder contemporáneos. Nadie mejor que nuestro gran Josep María Pou podía encarnar al mefistofélico y wellesiano banquero.

SEC 62. SAUNA. INT/ D

El PRESIDENTE DEL BANCO CENTRAL se empieza a incorporar, se seca la frente con la toalla. Se levanta y se seca bajo los sobacos. Levanta una nube de vapor. 



PRESIDENTE (JM POU):
Miren, la indignación sin organización es una pérdida de tiempo. 
Así nunca van a conseguir nada. Cuando tengan algo sólido vuelvan a verme. 
Si su revolución me interesa, les ayudaré. 


EL RINCÓN DE ABEL


Arriba del todo: Abel intenta fugarse. Casi siempre vuelve
Justo arriba: Abel obligándome a hacer los deberes (Fotos: Oscar Fernández Orengo)
Abel, hombre del Renacimiento (según su camiseta) 
En una celda, Abel simula que duerme, pero no le dijeron que hay que cerrar los ojos

Enseñando a Jordi Pau cómo se reparten hostias 


viernes, 30 de enero de 2015

FRANCINA, PILOTO DE CARRERAS

FRANCINA CIRERA, ayudante de producción

He visto a Francina conseguir cosas que ustedes no creerían.
Sin quebrantar ninguna ley, es capaz de conducir un automóvil desde Vilanova a Barcelona en menos tiempo de lo que permiten las leyes de la física. Mientras estén en sus manos, es imposible que ningún actor pierda el tren.
Por exigencias del guión, en "Murieron" la vi incluso conducir de la mano a dos chihuaha (quiero decir: dos perritos) mientras bajaba elegantemente, con unos zapatos de tacones vertiginosos, unas empinadas escaleras asesinas.
Cuando parece que el catering ya se ha extinguido, puede hacer realidad el milagro de los panes y peces repartiendo cava de su propia cosecha. Compagina la eficacia con la modestia, y la modestia con un carácter del quince, que por suerte, disimula muy bien.

¿Dónde está Wally? 
Francina es tan modesta que, cuando le pedí una foto  suya en el rodaje
 ¡me mando ésta!

Periodista de formación, debutó en el cine como ayudante de producción de "En construcción", y pronto trabajaría en la dirección de producción de "El caso Pinochet" de Patricio Guzmán y "Un tal Mulibahan" de Harmonia Carmonia. 
Una batallita del abuelo: con Francina, debutamos juntos en nuestro primer corto de ficción, uno de los primeros de Kike Maíllo. Ha trabajado de productora en la RAC, coordinadora de La Marató, gerente del Ateneu Igualadí y en Igualada ejerce de agitadora cultural en la sombra. Si rastreáis su filmografía, veréis que a Francina no se le caen los anillos y, mientras centraba su vida profesional en otros menesteres, ha alternado los cargos de directora, jefa y ayudante de producción. Ahí queda eso. 
Lo más inverosímil de Francina me lo guardo, que si no, me acusan de reincidir en el falso documental. 

¿Por qué pensaste que valía la pena en "Murieron..." de modo cooperativo?
Me llamó Abel García Roure, ayudante de dirección, me contó que ya se había rodado media película y que se necesitaban refuerzos en producción. Me dijo que solo sería una semanita, ¡luego fueron más!
Cuando conocí el proyecto cooperativo me arrepentí de una cosa: de no haber estado en él desde el primer día.

Francina en el combo junto a Domi Parra (Óscar Fernández Orengo) 

 ¿Cuál fue para ti el momento más memorable del rodaje? 

El rodaje de los cinco pandas cuando huyen de la prisión en ese paisaje de bosque lunático. Hacía mucha calor, habíamos rodado toda la noche en el mar, apenas teníamos agua, estábamos en medio de la nada, los actores tenían trenes y aviones de salida que nos limitaban el tiempo de rodaje. Aún nos faltaba rodar un camara car ... no habíamos cortado la carretera... [ehem...] ¡Silencio! ¡Acción! Los cinco pandas avanzan por en medio del paisaje con sus armas y de repente ¡Iván Telefunken tropieza y se cae rodando por los suelos en plena toma! Nos reímos mucho. ¡Tuvimos que poner el play y volver a ver la secuencia y reírnos aún más!


 
¿Cuál es tu escena favorita de la película?
¡La fuga de los Pandas, los cinco dentro del citroen huyendo a graaan velocidad!

SEC 55. CARRETERA. EXT/D

Aquí van: cinco fugitivos, ya vestidos de osos panda, armados hasta los dientes, en el Panda-móvil. 


[Making Of: lo más alucinante de este plano es que Raúl se puso a conducir sin manos... pero es que el coche no iba montado en ninguna plataforma. Es más, la cámara estaba montada en una lapa en el capó, por lo que Raúl ni siquiera veía a dónde iba por aquella carretera de cabras llena de curvas. Creo que la cara de Albert al descubrir que Raúl andaba conduciendo sin manos lo dice todo].



CRISTINA, AVENTURA Y ENCUENTRO

CRISTINA CARRASCO, actriz.

En "Murieron", Cristina Carrasco nos regaló un cameo de enfermera cachonda.
Iba a escribir que lo primero que llama la atención de Cristina es su voz, pero sería mentira.
Lo primero que llama la atención de Cristina es Cristina.
Cristina tiene un rostro y un cuerpo antiguos -o clásicos, si eso les suena mejor- y un pensamiento moderno.
Lo segundo por lo que en seguida llama la atención, y ahora sí, es su voz. Seguro que les suena. Y es que Cristina ha sido la voz en off eterna del programa "Redes" de Punset.
Fue modelo en Japón y en otros sitios más cercanos. Ha actuado en cine, teatro y televisión. Ha producido cine documental. Escribe teatro y ha colaborado con artistas como Mayte Vieta. Yo la he filmado y fotografiado varias veces. Es una mente inquieta. 

 Cristina, a lo Andrea del Sarto (Foto: Oscar Fernández Orengo)

Como sabía que esta vez estábamos haciendo una comedia, Cristina me trajo de regalo al rodaje un ensayo sobre Grotowski. 
En ese libro había una inesperada definición de lo que es la Banda Panda:
"Algunas palabras están muertas, aunque sigamos usándolas. Entre esas palabras están: espectáculo, representación, teatro, público. Entonces, ¿qué está vivo? Aventura y encuentro: no cualquiera: sino que pase aquello que nosotros quisiéramos que nos pasara y después que pase también a los otros que están entre nosotros. Para eso, ¿qué necesitamos? Antes de nada, un sitio y de "los nuestros"; y después que también vengan esos "de los nuestros" que no conocemos. Lo primero que importa al principio es no estar solo;  no debemos estar solos. Entonces, ¿qué sigifica "los nuestros"? Son aquellos que respiran "el  mismo aire" y, podríamos decir, comparten nuestros sentidos".
Así, Cristina nos regaló dos palabras para definir esta película: aventura y encuentro.
Siempre lo inesperado.

Cristina, bailando durante el rodaje (Foto: Oscar Fernández Orengo)


¿Por qué pensaste que valía la pena en "Murieron..." de modo cooperativo?
Porque había que rodarla a pesar de los pesares. Con la ventaja de que es una cooperativa de la hostia y para cooperar hay que confiar en las personas que la conforman (Es un gran equipo, teneis esa divina capacidad).
Y porque es una película necesaria. Si decidisteis que ésta era la mejor manera de hacerla, no dudo que buscasteis lo que mejor se podía ajustar a las necesidades del proyecto para rodarla. Por la lógica del mensaje que lleva, trabajar en cooperativa era lo más coherente a nivel empresarial, realizasteis un trabajo titánico de producción (a lo Herzog en modo empresarial).
¡Y porqué somos unos modernos, la cooperación ya no es vintage!


¿Cuál fue para ti el momento más memorable del rodaje?


Para los pocos días que estuve, hubo varios momentos memorables. Lo mejor el ambiente y las personas del equipo, cada una con su gran talento y entrega.
Rodando...el momento de la secuencia de la huida del psiquiátrico en el que Iván abrió una puerta y se encontró con que daba a una pared de ladrillo. Decidisteis aprovecharlo y no podíamos parar de reir ni vosotros parar de rodarla.


¿Cuál es tu escena favorita de la película?


¡¡Aún no he podido verla entera!!! ¡Aaaarrghhh! Así que me quedo con la escena que rodé. Memorable.


SEC 50. DISPENSARIO PRISIÓN PSIQUIÁTRICA. INT/D 

La ENFERMERA se gira hacia el mostrador del dispensario (¡la medicación!), y ve a JORDI: sufre espasmos y está teniendo convulsiones muy violentas.


 
ENFERMERA:
¡Doctor!
 


miércoles, 28 de enero de 2015

IVÁN, LAS MANOS VELOCES

 IVÁN LARRAGUÍBEL, diseñador del cartel y el logo panda

Estos son los primerísimos esbozos que Larraguíbel, alias manos veloces, nos mandó diez minutos después de que Rafa Portela le propusiera diseñar el cartel de la película.


Entre los referentes que manejábamos: la composición de los carteles de los westerns clásicos (como los "Siete magníficos") y las películas corales de los sesenta y setenta. Está claro: grandes superproducciones, como la nuestra.
En esta banda repleta de hombres orquesta, Iván Larraguíbel es otro de nuestros creadores con talento polifacético. Aunque lo mismo trabaja a mano alzada que a máquina, tiene manos veloces de pistolero del rotulador. Artista plástico, sus intereses se desparraman hacia la literatura, la danza contemporánea, el cine, el diseño. Así, tanto os podéis encontrar alguna de sus obras en un programa de televisión como en una librería, un museo o una sala de cine. Dirige cortometrajes de ficción, de poesía y en prosa, y en muchas de sus piezas dedicadas a la danza directamente se dedica a bailar sobre el cine. Además, realiza clips que son como pequeños juguetes que hacen sonar música cuando les das cuerda. 

 Iván Larraguíbel (foto: Jean Bernoit)

En "Murieron" hemos podido disfrutarle en su faceta de diseñador gráfico.
El fabuloso logo con el panda/metralleta que adorna esta página y nuestras camisetas también son obra suya. 
El productor Rafa Portela le propuso todo un reto, como era el de encajar las caras de tantas estrellas del cine español en un solo cartel, rematado -para colmo del compaginador- con uno de los títulos más largos de los últimos años. ¿Cómo visualizar en una sola imagen a todos esos actores, a la banda de los panda y "Murieron por encima de sus posibilidades", reflejando además el carácter de la película? 
Hace unos meses, cada vez que recibíamos un mail de Larraguíbel lo abría tan ilusionado como si el mundo estuviera del revés, y fueran los reyes magos quienes mandaran cartas a los niños.

Esbozo del cartel, work in progress

Tipografía Murieron, por Iván Larraguíbel

Iván también diseñó a mano la tipografía de "Murieron", que se inspira en los viejos carteles de los circos ambulantes, tan cercanos al espíritu de nuestra Banda. Letras que comparten un aire de familia, pero que mantienen todas su propia personalidad y sus propios engarces, como las secuencias de la película. 
Iván Larraguíbel tiene la palabra: 
- ¿Por qué pensaste que valía la pena en "Murieron..." de modo cooperativo?

No me gusta mucho esa expresión "valer la pena" para proyectos cooperativos. Normalmente cuando colaboro en viajes de este tipo no hay muchas penas y el trabajo fluye en un diálogo diferente. Por eso me pareció interesante hacerlo, quería conocer cómo era ese diálogo con Isaki.

- ¿Cuál fue para ti el momento más memorable del rodaje?
Solo estuve una noche en las piscinas de Montjuïc y la verdad es que estábamos lejos de todo el equipo y los actores. Recuerdo una grúa inmensa que me hubiera gustado usar en un rodaje que tenía en esos días.
 Iván, a la izquierda del trampolín inferior,
mira a Vilches y piensa en el cartel (no estaba tan lejos)
La grúa de las piscinas

- ¿Cuál es tu escena favorita de la película? 
Creo que la presentación del personaje de José Sacristán caminando hacia el cementerio con Iván detrás, sin ningún diálogo.
  

SEC. 23. CALLE. EXT/D
Travelling paralelo desde la acera de enfrente: un hombre de unos setenta años camina por la calle con un ramo de flores en la mano. Cada pocos metros, se vuelve hacia atrás y comprueba que su perseguidor sigue detrás suyo: es IVÁN disfrazado de oso panda. 


 Y por supuesto, el cartel:






GINA Y YO CON ESTOS PELOS

GINA ROS, peluquería y maquillaje

Convertir a Bárbara Lennie en una rubia de ojos azules, golpear con sus propias manos a Imanol Arias hasta dejarlo más irreconocible y ensangrentado que en Lute, conseguir que los bigotes, las barbas y las canas de nuestros protagonistas tuvieran raccord a lo largo de más de dos años y medio (¡y que los actores correspondientes pudieran seguir viviendo y rodando películas con otros aspectos!), maquear a cientos de figurantes, conseguir que actores sobrios parecieran colocados y viceversa... éstas solo son algunas de las cosas más sencillas que Gina Ros ha hecho realidad en "Murieron por encima de sus posibilidades". Gina puede hacerlo todo, y su sonrisa es la pura definición del "pandastyle" (adjuntamos pruebas en la galería de fotos al final de esta entrada)
Lo único que no intentó nunca es mejorar el aspecto del director de esta película. Hay cosas con las que no se atreven ni siquiera los mejores.
Ella misma nos cuenta más detalles.

Gina y Eduard a lo Jesús Hermida (Foto: Oscar Fernández Orengo)


- ¿Por qué pensaste que valía la pena en "Murieron..." de modo cooperativo?
Entré en la pelicula gracias a Roger [direcció de arte] y Xènia [vestuario], y solo hablaban maravillas del proyecto. Leí el guion y me sentí parte de él desde la primera página. A parte de eso, durante los primeros días que empezamos a rodar el teaser me enamoré de la forma de trabajar del equipo y no pude parar hasta que dos años mas tarde la terminamos.


- ¿Cuál fue para ti el momento más memorable del rodaje?

Sin duda alguna la etapa que rodamos en Sant Feliu de Guíxols. Vivíamos todos en el mismo hostal y cada día me despertaba el olor a café que preparaban Txema y Edu en la habitación de al lado. Aunque dormíamos poquísimo cada día, al llegar al rodaje nunca faltaban los besos y abrazos.  

 - ¿Cuál es tu escena favorita de la película? 
Qué pregunta... Creo que la parte del hospital psiquiátrico, cuando Vilches engulle todas la pastillas para poder acabar en la enfermería. Y toda la relacion de Vilches y Bruno Bergonzini, así como el momento tan tierno de su despedida durante la fuga. 

Los tatuajes de Jordi son una de las obras 
más increíbles de Gina
SEC 52. PATIO PRISIÓN PSIQUIÁTRICA. EXT/N  
Cuando llegan al pie del muro, PITI deja de correr, como si nadie los persiguiera.
Mira a JORDI con cara de oveja degollada.

JORDI:
No tengas miedo. Estaremos juntos. 


PITI:
Aquí me cuidan, no tengo que hacer nada... (Sonriendo) Y hasta he engordado...


EL RINCÓN DE GINA

Gina, rodando en febrero 2014, todavía tenía raccord consigo misma 
en el rodaje de 2012

 ¿Lo ven? Gina, en agosto 2012, convirtiendo a Sergi López en El Jefe

Verano 2013. Raúl tuvo la idea de llevar perilla, 
y en el futuro Gina haría malabares para combinarlo con "La isla mínima"

Los rizos del pecho de Iván fueron lo más trabajoso
Y sí: el arroz también puede ser maquillaje
Gina y Roger torturaron a Imanol como si no hubiera un mañana

Bruno Bergonzini, metiéndose en el personaje. ¡Rodajes nocturnos!

Todas las fotos: Óscar Fernández Orengo